Orgullosas de ser mujeres y de ser indígenas

Home  >>  Autoidentificación  >>  Orgullosas de ser mujeres y de ser indígenas

Orgullosas de ser mujeres y de ser indígenas

Las mujeres indígenas mantenemos y reproducimos la identidad de nuestros pueblos. Al ser sujetas de doble discriminación, por ser mujeres y por ser indígenas, luchamos doblemente para fortalecer nuestras capacidades, conquistar liderazgos e incidir para lograr políticas públicas interculturales y con enfoque de género, hacia el pleno ejercicio de nuestros derechos individuales y colectivos y la construcción del Buen Vivir.
En el Día Internacional de la Mujer, las mujeres indígenas de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú – ONAMIAP, reafirmamos nuestra identidad y autoidentificación, expresamos nuestro orgullo por ser mujeres y por ser indígenas, y valoramos nuestros aportes en defensa de la Madre Tierra, de nuestros territorios y bienes naturales, de nuestra diversidad biológica y cultural.
Con ese orgullo por nuestra identidad, como ONAMIAP rechazamos los estereotipos de las mujeres andinas y amazónicas difundidos por los medios de comunicación y saludamos por ello la acción de amparo presentada contra Frecuencia Latina por la emisión del programa “La Paisana Jacinta”, demanda hecha por la Asociación por la Dignidad y Derechos de las Mujeres del Cusco, la Escuela de mujeres Micaela Bastidas de Espinar y la red de Mujeres Canchis, con la asesoría legal de la Asociación por la Vida y la Dignidad Humana (Aporvidha) y el Instituto de Defensa Legal (IDL).
Las mujeres indígenas demandamos participación plena y equitativa en los espacios de toma de decisión del Estado y la sociedad civil. Tenemos propuestas para caminar juntos y juntas hacia un modelo de desarrollo basado en el equilibrio con la naturaleza, el respeto a todas las culturas y el pleno ejercicio de derechos. 
Las mujeres indígenas demandamos la seguridad jurídica de nuestros territorios comunales, desde una visión de territorio integral, con el reconocimiento de nuestras reales demandas de titulación, una política nacional y un ente rector nacional de titulación, y con la participación de las organizaciones indígenas en el diseño de las directrices de esa titulación, con enfoque de género. Decimos basta de “paquetazos” pro-inversión, exigimos la derogatoria de la Ley 30230 y el DS 001-2015-MEM y el archivo definitivo del Proyecto de Ley 3491/PE-2014 presentado por el Ministerio de Economía y Finanzas al Congreso de la República.
Las mujeres indígenas demandamos el respeto a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado en todo aquello que afecte real o potencialmente nuestros derechos. Decimos basta a la incursión inconsulta de actividades extractivas y megaproyectos en nuestros territorios, demandamos respeto a nuestro medio ambiente.
Las mujeres indígenas decimos basta de discriminación, porque sufrimos los más altos índices de pobreza, la peor atención en salud y educación, la inequidad en el acceso al empleo y las remuneraciones. Demandamos educación y salud realmente interculturales. El enfoque de género y la interculturalidad deben estar presentes en todas las políticas públicas.
Las mujeres indígenas demandamos que se reconozcan nuestros aportes, experiencias y propuestas frente al cambio climático. Y exigimos participar en el diseño de políticas públicas nacionales y negociaciones internacionales sobre cambio climático. La COP20 y la Cumbre de los Pueblos realizadas en Lima el año pasado nos dejaron grandes lecciones y enormes desafíos que estamos decididas a afrontar y nos preparamos para hacerlo.

En el Día Internacional de la Mujer, las mujeres indígenas estamos presentes, orgullosas de nuestra identidad.
Lima, 8 de marzo de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *