Sierra del Divisor: un paraíso verde en peligro

Home  >>  Sierra del Divisor: un paraíso verde en peligro

Sierra del Divisor: un paraíso verde en peligro

17 agosto, 2015, Por , , ,
Por: Daniel Sánchez.
Las áreas naturales protegidas son espacios reservados para la conservación de la naturaleza en zonas que poseen valores naturales y culturales importantes. Nuestro país cuenta con 76 áreas naturales; de ellas, 13 tienen la denominación de parques nacionales.
A pesar de su importancia para la protección del ambiente y de los pueblos indígenas, en lo que va del presente Gobierno no se ha aprobado ninguna área nueva de protección de carácter nacional. Es más, luego de un incansable esfuerzo por parte de las organizaciones indígenas e instituciones aliadas, recién el pasado junio se logró que el Poder Ejecutivo apruebe el Decreto Supremo para la creación de un área de conservación de alcance regional (no nacional) como la Maijuna- Kichwa en Loreto.
Una de las zonas que requiere una pronta categorización como parque nacional es la ubicada entre las regiones de Loreto y Ucayali conocida como Sierra del Divisor. En este lugar, además de su inmensa biodiversidad, viven y se desplazan pueblos indígenas en situación de aislamiento, como los Isconahuas. La gran riqueza natural de la zona ha creado un ecosistema favorable para la presencia del mayor número de especies de primates (16 especies) y la subsistencia del armadillo gigante y del jaguar que en otras zonas han desaparecido. Esto sumado al hecho de que en pleno llano amazónico se forme un complejo montañoso único en la región hace de este lugar un potencial paisajístico insuperable que requiere del más alto nivel de protección.
De otro lado, gracias al apoyo de diversas instituciones y organizaciones indígenas se ha venido cumpliendo con cada uno de los requisitos solicitados en este largo proceso para ser considerado parque nacional. A la fecha se ha logrado que Sierra del Divisor sea declarada como “Zona Reservada” (2006) y su creación ha sido aprobada por los pueblos indígenas afectados con la medida, en el marco del primer proceso de consulta previa realizado sobre un área natural protegida de carácter nacional (2013).
Entonces si se ha avanzado tanto, ¿cuál es la razón por la que no se emite el Decreto Supremo que la declara como Parque Nacional? Uno de los principales supuestos que explicaría esta demora sería el posible temor –del Poder Ejecutivo– de que al crear esta área natural se impida la interconexión terrestre (posiblemente ferroviaria) entre Pucallpa (Perú) y Cruzeiro du Sul (Brasil).
Sin embargo, es importante tomar en cuenta que la zona propuesta colinda con la frontera brasileña, país que hace varios años creó el Parque Nacional “Serra do Divisor”. En este sentido, el trazado de interconexión que se proponga –aún cuando el Perú no cree el parque nacional─ debe respetar este gran corredor ecológico declarado por Brasil. Por ello, en vez de limitar su creación sería mejor compatibilizar la interconexión binacional con estos dos parques nacionales.
En la práctica, la demora en la creación de este parque limita las funciones para su protección y lo hace vulnerable a diversas actividades ilícitas: sembríos de coca para narcotráfico, tala y minería ilegal. Asimismo, impide la titulación de las tierras comunales de diversas comunidades nativas colindantes a Sierra del Divisor, debido a que se encuentran a la espera de que se defina el área del parque para poder culminar con este trámite.
Además de los beneficios señalados, su creación representaría un valor económico potencial por recursos no maderables y turismo, así como la posibilidad de generar ganancias por la venta de bonos de carbono, pues mantener esta área permitiría captar, aproximadamente, 150 000 toneladas de CO2, casi el 40% de todo el carbono que produce el Perú diariamente.
En suma, son muchas las ventajas que representa la creación de este parque nacional. Sabemos que el pasado 7 de mayo, el Consejo de Coordinación de Viceministros aprobó la medida. Es responsabilidad ahora del Consejo de Ministros garantizar que esta zona quede protegida lo más pronto posible.
—–

Texto publicado el 14 de agosto en el blog de la Defensoría del Pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *