ONAMIAP está presente en la reunión de la Asamblea General de la OEA

Home  >>  Derechos  >>  ONAMIAP está presente en la reunión de la Asamblea General de la OEA

ONAMIAP está presente en la reunión de la Asamblea General de la OEA

La presidenta de ONAMIAP, Ketty Marcelo López, está presente en el 47 periodo ordinario de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se viene desarrollando los días 19, 20 y 21 de junio, en la ciudad de Cancún (México).

Entre las actividades que ha realizado, nuestra dirigenta ha participado en la jornada preparatoria de Pueblos Indígenas donde se redactó una carta que será leída por el líder maya Romel Ruben Gonzáles, quien es el vocero oficial, y luego entregada al Secretario General de la OEA, Luis Almagro.

De igual manera, los y las representantes de los pueblos indígenas de los diferentes países que se encuentran en Cancún vienen preparando la agenda para la cumbre de las Américas que realizará en Perú  el año 2018.

_____

CARTA A LA ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL ABYA AYALA A LA ASAMBLEA GENERAL DE LA OEA

SALUDAMOS A TODOS LOS ESTADOS MIEMBROS Y PARTICIPANTES AL CUADRAGÉSIMO SÉPTIMO PERIODO ORDINARIO DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS.

Sr. Luis Almagro Lemes

Secretario General de la OEA

Celebramos que este evento se está realizando en territorio maya, y así mismo damos la bienvenida a las diversas delegaciones que conformamos El Abya Ayala.

Considerando,

Que a tres décadas de trabajo, de hombres y mujeres integrantes de diversos Pueblos y Naciones Indígenas del Abya Yala, se adoptó la Declaración Americana sobre los Derechos de los pueblos Indigenas en República Dominicana en el año 2016 marcando un hito histórico de parte de los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos hacia el reconocimiento de los Derechos de nuestros Pueblos.

Que los Derechos de nuestros pueblos indígenas han sido reconocidos en diferentes instrumentos Internacionales tales como el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, la Convención internacional sobre la Eliminación de todas formas de Discriminación Racial, y el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales.

A pesar de dichos reconocimientos, nuestros pueblos siguen siendo objeto de invasión, despojo y desplazamiento de nuestros territorios, de asesinatos, persecución, criminalización de líderes y lideresas, defensoras y defensores de derechos Colectivos y Humanos por megaproyectos extractivistas, de “energía renovable” por la deforestación, la trata de personas, el turismo insostenible, entre otros.

Rechazamos toda política violatoria a los Derechos de los Pueblos Indígenas que los Estados Miembros vienen implementando a favor de grandes inversiones extractivistas y megaproyectos que impactan negativamente en nuestros territorios, además que no existen las medidas de mitigación científica y seria ante los riesgos de su establecimiento, aunado al deterioro de nuestras culturas.

Por lo anterior exhortamos a los Estados Miembros:

Al cumplimiento de la Declaración Americana sobre los derechos de los pueblos indígenas adoptado en República Dominicana el 16 de junio de 2016 y que sea reconocida e implementada en todos los niveles de gobierno y de instituciones, así como en todos los sistemas de justicia.

A adoptar mecanismos de aplicación efectiva de estos instrumentos, con asistencia financiera suficiente y apoyo técnico adecuado, pertinente para su implementación con la participación plena de nuestros pueblos.

A promover políticas públicas acordes a nuestras cosmovisiones e institucionalidad indígena y para las comunidades afrodescendientes a través de sus formas de organización y representación. A la inclusión de políticas públicas específicas para las mujeres, la niñez, la juventud y la tercera edad indígena, Con ello instamos al diálogo intercultural.

Al respeto a la libre determinación y autonomía de los pueblos sobre nuestros territorios y bienes naturales. Así como, a la implementación del consentimiento previo, libre e informado sobre todo asunto que nos afecten. Igualmente, a NO realizar consultas cuando existan acuerdos, permisos, licencias y contratos previos porque estas consultas forman parte de una simulación. Así mismo, el derecho a la libertad de expresión, asociación y manifestación. A la defensa del legítimo derecho de informar y recibir información veraz y oportuna; a crear nuestros propios medios de comunicación.

Finalmente, reiteramos que los pueblos indígenas no estamos en contra del desarrollo, sino en las formas que atentan contra la dignidad, la vida y la pervivencia de la humanidad y nuestra Madre Tierra. Los pueblos indígenas nos pronunciamos por un modelo de desarrollo que apunte hacia el Buen Vivir de nuestros pueblos, que reconozca nuestra cosmovisión, respete nuestra dignidad, nos reconozca como sujetos de derechos colectivos y sistemas de procuración de justicia y formas de decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *