Resultados de los Censos Nacionales: los y las indígenas somos muchos más

Home  >>  Autoidentificación  >>  Resultados de los Censos Nacionales: los y las indígenas somos muchos más

Resultados de los Censos Nacionales: los y las indígenas somos muchos más

El Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INEI) ha presentado los resultados de los Censos Nacionales 2017, en los que se informa que solo la cuarta parte de la población se autoidentificó como indígena u originaria. Nada más alejado de la realidad.

Según tales resultados, el 60,2% de la población se autoidentificó como mestizo (13 millones 965 mil 254 personas); 5,9% (1 millón 366 mil 931) Blanco y 3,6% (828 mil 841) afrodescendiente. Frente a ello, apenas una cuarta parte de la población se autoidentificó como originaria. Dentro de ello, el 22,3% (5 millones 176 mil 809) se autoidentificó como Quechua y el 2,4% (548 mil 292) de origen Aymara. Asimismo, 79 mil 266 personas dijeron ser nativo o indígena de la Amazonía; 55 mil 489 personas Ashaninkas; 37 mil 690 personas de origen Awajún; 25 mil 222 como Shipibo Konibo, y 49 mil 838 personas manifestaron ser de otro pueblo indígena u originario.

Los pueblos indígenas no somos la cuarta parte de la población, somos muchos más. El Perú es reconocido como el tercer país latinoamericano con mayor población indígena, después de Bolivia y Guatemala, y es evidente que las cifras arrojadas por los Censos Nacionales no reflejan nuestra realidad.

Nuestro país es el último en Latinoamérica en incluir la pregunta de autoidentificación étnica en la cartilla censal. Lo significó una ardua lucha de las organizaciones indígenas nacionales: vimos una oportunidad para visibilizarnos y exigir derechos, pero también un gran desafío, porque existía el riesgo de que los resultados de esa pregunta fueran distorsionados precisamente porque cientos años de discriminación y racismo atentan contra la autoidentificación.

El 2013 se creó el Comité Técnico Interinstitucional sobre Estadísticas de Etnicidad (CTIEE) en el que la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP) fue una de las dos organizaciones nacionales presentes, junto a representantes de la academia y ONG. Fueron tres largos años de lucha para construir la pregunta de autoidentificación étnica, que tuvo como uno de sus ejes la inclusión de la categoría “mestizo”, a la que nos opusimos tenazmente por no ser una categoría étnica. Sabíamos que ese término iba a distorsionar los resultados, dado que el racismo y la discriminación llevarían a mucha gente a autoidentificarse como mestizos, distorsionando la realidad.

Desde el 2015, ONAMIAP promovió la campaña “Raíces que cuentan” en diversas regiones del país y en Lima, específicamente en los distritos con la mayor población migrante indígena, para reivindicar nuestra identidad cultural y promover la autoidentificación étnica. Esta campaña incluyó diversas acciones públicas, campaña en redes sociales y también materiales comunicativos físicos y virtuales.

Sin embargo, nuestros esfuerzos se vieron opacados cuando dos semanas antes de los censos, los medios de comunicación cuestionaron la pregunta y la estigmatizaron, lo que generó gran debate en todos los hogares peruanos entorno a esta pregunta. Por su parte, el INEI y el Ministerio de Cultura hicieron poco para sensibilizar a la población sobre este tema.

De cara a los próximos censos nacionales, es indispensable que la pregunta de autoidentificación étnica sea reformulada y que se comience a trabajar de la mano de las organizaciones indígenas para lograrlo. Asimismo, es urgente que el INEI cumpla el mandato de incorporar la variable étnica en todos los registros y las estadísticas estatales, ya que es necesario que todo diagnóstico realizado para la formulación de una política pública incluya esta variable y que esté diferenciada por género.

Frente a los resultados de los Censos Nacionales, las mujeres indígenas andinas y amazónicas asumimos el compromiso de continuar trabajando para revalorar nuestra identidad cultural, promover la autoidentificación étnica y combatir el racismo y la discriminación hasta que el Estado reconozca efectivamente nuestra existencia como pueblos indígenas con derechos y garantice políticas públicas adecuadas a nuestra realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *