Solidaridad con estudiantes de la Decana de América reprimidos por el Estado

Home  >>  Derechos  >>  Solidaridad con estudiantes de la Decana de América reprimidos por el Estado

Solidaridad con estudiantes de la Decana de América reprimidos por el Estado

Desde ONAMIAP, nos solidarizamos con cada estudiante de San Marcos, y llamamos al Estado para que actúe en base al respeto de los derechos humanos y los derechos políticos.

Para el Gobierno de Vizcarra ser San Marquino es ser criminal. Al menos, eso nos ha quedado claro durante los últimos días, luego de la represión estatal que sufrieron las y los estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), no solo en la calle, sino dentro de su propio campus universitario. ¿La razón? Protestar ante el nuevo recorte de su campus, por parte de la Municipalidad de Lima, debido a la construcción del by-pass en la Avenida Venezuela.

La Policía los trató como criminales. Y no solo les lanzaron bombas lacrimógenas y perdigones fuera del campus, sino que gasearon las aulas universitarias, con estudiantes y universitarios en clase. Todo, en nombre de “hacer valer el Estado de Derecho”.  ¿Dónde queda el derecho a la protesta y más si se trata de universitarios que buscan defender su derecho a contar con espacio digno para estudiar? San Marcos es la Decana de América y la cuna de muchos profesionales que sirvieron al país, como nuestro hermano José María Arguedas.

Para este gobierno, la Policía sirve para proteger a las grandes grupos de poder económico y para reprimir a quienes no forman parte de estos, como los estudiantes de San Marcos.

En la represión de San Marcos también hay un tema de clase. El gobierno no está con el pueblo, sino con las grandes empresas. El año pasado, cuando los estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP)  protestaron y tomaron la avenida Universitaria, durante varias horas, ante los cobros ilegales por mora en sus boletas de pensiones,  ningún policía los reprimió. ¿Hay acaso universitarios de segunda clase para este gobierno? Por un lado, Vizcarra hace un llamado para que el pueblo defienda la democracia ; y por el otro, a ese mismo pueblo, lo gasea, y lo criminaliza por defender sus derechos.

Junto a la represión a los estudiantes de San Marcos, tenemos las denuncias del uso indebido de armas de fuego por parte de la Policía en las protestas de Tía María (Arequipa) ; y, también, la indiferencia del Estado para garantizar la protección de nuestros territorios ancestrales frente a la instrusión no autorizada de invasores (colones) o la imposición violenta de megaproyectos de «desarrollo».

Desde ONAMIAP, nos solidarizamos con cada estudiante de San Marcos. Y llamamos al Estado para que actúe en base al respeto de los derechos humanos y los derechos políticos. Protestar no es un delito, es un derecho. Y la Policía está para protegernos, no para reprimirnos. Valoramos la lucha de San Marcos por la defensa de su campus universitario y en contra de rectores corruptos.

También, hacemos un llamado para que los medios de comunicación dejen de estigmatizar y desinformar sobre la lucha de San Marcos. Estamos con ustedes, estudiantes de San Marcos. Sigamos luchando por la defensa de nuestros derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *