Los pueblos latinoamericanos hacemos retroceder a los gobiernos neoliberales

Home  >>  Incidencia  >>  Los pueblos latinoamericanos hacemos retroceder a los gobiernos neoliberales

Los pueblos latinoamericanos hacemos retroceder a los gobiernos neoliberales

25 octubre, 2019, Por , En Incidencia,ONAMIAP al día,

Desde la Organización Nacional de Organizaciones Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP), nos solidarizamos con las luchas del continente y nos comprometemos a continuar articulando fuerzas contra el mismo modelo económico que también se impone y vulnera derechos en el Perú.

Los pueblos de América Latina nos movilizamos y hacemos retroceder a los gobiernos que aplican las recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI), vulnerando todo tipo de derechos. El modelo económico y político neoliberal se tambalea y evidencia su esencia depredadora de la Madre Tierra y sus bienes naturales. Con ello, su papel de causante y acelerador del cambio climático.

Más de setenta mil incendios iniciados en Brasil arrasaron con millones de hectáreas en varios países amazónicos. Esos incendios forestales se iniciaron el 10 de agosto. Y entre el 9 y 14 del mismo mes, miles de mujeres indígenas de más de cien pueblos originarios marcharon en defensa de la vida, contra un gobierno, presidido por Jair Bolsonaro que desconoce y vulnera sus derechos y que niega la existencia del cambio climático, un gobierno que promueve los monocultivos de agroexportación.

También fue el pueblo de Ecuador, quien se movilizó contra una norma que incrementaba cruelmente todos los precios. Fue un gran movimiento liderado por los pueblos indígenas y sus organizaciones. Costó muertos, heridos, persecución y encarcelamiento. El presidente Lenin Moreno tuvo que huir de Quito y trasladar la sede de gobierno a Guayaquil. Finalmente se rindió y derogó la cuestionada norma. Pero la lucha continúa.

En octubre, mujeres indígenas de diversos pueblos de Argentina ocuparon por diez días el Ministerio del Interior, para visibilizar sus problemas y exigir soluciones. Son problemas de salud, alimentación, despojo territorial. Vulneración de derechos por un gobierno, presidido por Mauricio Macri, que ha provocado una profunda crisis económica. Y que finalmente tuvo que comprometerse a atender las demandas de nuestras hermanas indígenas.

En Chile, el detonante fue el alza de la tarifa del Metro de Santiago. Las protestas estallaron por la acumulación del descontento contra las grandes desigualdades. La represión fue feroz, con roque de queda y estado de emergencia, como en los peores tiempos de la dictadura de Pinochet. Hubo decenas de muertos. Es un Estado que está al servicio de las grandes empresas, y vulnera los derechos del pueblo mapuche. La resistencia del pueblo de Chile ha sido ejemplar. Frente a las armas de los militares, usaron cacerolas y llenaron las calles con marchas pacíficas, donde la alegría y la hermandad se impuso frente a la violencia abusiva de un gobierno que no tiene legitimidad. El gobierno de Sebastián Piñera también tuvo que retroceder. Y hoy el pueblo exige su renuncia.

En Bolivia, hay denuncias de fraude electoral y movilizaciones. El gobierno de Evo Morales, que hace trece años fue recibido con esperanza por los pueblos indígenas, no solo bolivianos sino de toda América Latina, pierde apoyo porque no cambió el modelo extractivista. Incluso dividió a las organizaciones indígenas. El conflicto por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS) fue el inicio de su caída.

En todas estas resistencias latinoamericanas, hay un común denominador. Y es el cansancio de nuestros pueblos de seguir avalando el modelo neoliberal extractivista que solo favorece a las grandes empresas, mientras nos despoja a los pueblos indígenas de nuestros territorios y atenta contra los derechos humanos de todas y todos los latinoamericanos.

Todo esto nos demuestra que solo el fortalecimiento de nuestras organizaciones, el permanente cuestionamiento al modelo económico y político, las movilizaciones y otras acciones de lucha, sea cual fuera el discurso de los gobiernos, es el único camino para defender nuestros derechos humanos, colectivos e individuales.

Desde ONAMIAP, nos solidarizamos con las luchas del continente y nos comprometemos a continuar articulando fuerzas contra el mismo modelo económico que también se impone y vulnera derechos en el Perú.

One Comment so far:

  1. María Eugenia dice:

    Apoyo totalmente está lucha de los pueblos latinoamericanos y espero que esos cambios como en chile lleguen a Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *