ONAMIAP

Día de los Derechos Cívicos de la Mujer: seguimos luchando por una ciudadanía efectiva para las mujeres indígenas

Home  >>  Autoidentificación  >>  Día de los Derechos Cívicos de la Mujer: seguimos luchando por una ciudadanía efectiva para las mujeres indígenas

Día de los Derechos Cívicos de la Mujer: seguimos luchando por una ciudadanía efectiva para las mujeres indígenas

Foto: Andrés Alviar/ ONAMIAP

El 7 de septiembre se celebra en el Perú el Día de los Derechos Cívicos de la Mujer, en conmemoración de la promulgación de la Ley 12391 en 1955 por el general Manuel Odría, que concedió el voto femenino. Pero ni entonces ni hoy las mujeres indígenas podemos celebrarlo, porque seguimos siendo invisibles y continuamos enfrentando grandes obstáculos para nuestro derecho a la participación política.

Porque esa ley dada hace 66 años solo reconoció el derecho al voto para las mujeres que sabían leer y escribir. Y la gran mayoría de analfabetismo estaba -y está- en los pueblos indígenas, y dentro de ellos en las mujeres indígenas. No fue sino hasta las elecciones de 1978 para la Asamblea Constituyente que nosotras pudimos votar.

Desde entonces se han emitido diversas normas relativas a los derechos cívicos de las mujeres. Por ejemplo, la ley de cuota de género y la ley de cuota indígena. Pero estas normas no fueron suficientes para garantizar nuestra participación política, porque obligaban a la intermediación de los partidos políticos, que no llevan nuestras agendas y nos colocan en los últimos lugares de las listas, solo para cumplir con las normas. Además, las mujeres indígenas carecemos de recursos para desarrollar campañas electorales. La muestra más clara es que ni en el anterior Congreso de la República ni en el actual hay una representante indígena. Y las que hubo antes fueron discriminadas y estigmatizadas.

La ley más reciente es la de paridad y alternancia, pero ésta no incluye a todas las mujeres en nuestra diversidad, lo que hace indispensable incluir la variable étnica cuando hablamos de paridad y alternancia.

Mientras las mujeres indígenas fortalecemos nuestras organizaciones y nuestros conocimientos de derechos, el ministro de Cultura, Ciro Alfredo Gálvez Herrera, en el evento virtual “El largo camino para la conquista y ejercicio de nuestros derechos políticos”, realizado ayer, dice que capacitar a las mujeres indígenas es una pérdida de tiempo y dinero. Si esto lo dice el titular del ente rector en materia de pueblos indígenas, ¿qué podemos esperar del resto de sectores?

Un paso indispensable para el ejercicio de nuestro derecho a la participación política es la creación del distrito electoral indígena, con un número de escaños equivalente al porcentaje de autoidentificación étnica obtenido en los Censos Nacionales del 2017 (24.6%), esto es 33 escaños. Y donde elijamos a nuestros y nuestras representantes según nuestras propias formas, sin intermediación de los partidos políticos, y con paridad y alternancia.

Finalmente, solo una nueva Constitución Política, que instaure un Estado plurinacional y paritario hará posible el ejercicio pleno de nuestra participación política. Entonces las mujeres indígenas si podremos celebrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *