ONAMIAP

El legado colonial racista de los invasores

Home  >>  Autoidentificación  >>  El legado colonial racista de los invasores

El legado colonial racista de los invasores

Más de quinientos años después, el racismo de los invasores continúa. Nos impusieron su idioma, su religión, su historia oficial. Pero, aunque les duela, los pueblos indígenas seguimos vivos, resistiendo para vivir. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, dijo en Estados Unidos que el “indigenismo” pretende crear una falsa historia de la “conquista” española en América Latina.

Falsa historia es aquella que habla de descubrimiento y conquista, de evangelización. Los pueblos y las mujeres indígenas hablamos de invasión. Una invasión perpetrada para el saqueo del oro y la plata y que en nombre de esa evangelización perpetró el genocidio más grande de la historia de la humanidad. Genocidio físico y cultural, porque nos prohibieron hablar nuestras lenguas, vestir nuestras ropas, practicar nuestra espiritualidad con su cruel “extirpación de idolatrías”. ¿A eso le llama Isabel Díaz Ayuso “fusión de culturas”? Eso sí que es falsear la historia.

Para justificar ese genocidio inventaron el concepto de “razas” inferiores y superiores. Ese es el “legado español” en nuestro continente. Los crímenes con los que impusieron, en nombre del desarrollo, un colonialismo extractivista que continúa hasta hoy.

Como continúa la estigmatización de nuestros pueblos y de nuestra resistencia. Dijo la presidenta de la Comunidad de Madrid que el “indigenismo” (cuando debería hablar de movimientos indígenas) es el nuevo comunismo. Pero los pueblos y las mujeres indígenas no copiamos modelos, nuestra resistencia recoge la memoria histórica de nuestros ancestros y ancestras para caminar hacia un modo de vida en armonía con la naturaleza, nuestra Madre Tierra, en el que los derechos de todas y todas estarán garantizados. Donde el individualismo colonial dé paso al buen vivir colectivo. A la vida plena.

¡Basta ya de racismo y extractivismo colonialistas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *