ONAMIAP

Un encuentro de saberes, testimonios y compromisos

Home  >>  COVID-19  >>  Un encuentro de saberes, testimonios y compromisos

Un encuentro de saberes, testimonios y compromisos

Los días 4 y 5 de octubre, ONAMIAP realizó el Encuentro Sembrando Vida: Mujeres Indígenas frente al Extractivismo, en el que analizamos, junto con mujeres de la Plataforma Nacional de Afectados y Afectadas por Metaloides, Metales Pesados y otras Sustancias Químicas Tóxicas, los impactos de las actividades extractivas en nuestras vidas, en nuestros derechos y en la Madre Naturaleza. Y nos comprometimos a realizar acciones conjuntas de resistencia e incidencia política.

En este Encuentro, coorganizado con la Asociación Servicios Educativos Rurales (SER), evidenciamos cómo los relaves mineros y los derrames petroleros, el transporte de minerales, las plantas de tratamiento y otras actividades del extractivismo, provocan que más de diez millones de personas en el Perú estén afectadas por la presencia de metales pesados y sustancias tóxicas en la sangre.

Desde nuestras diversas experiencias, coincidimos en que las actividades extractivas son fuente de corrupción, fomentan la división en nuestras comunidades, afectan nuestra salud, nuestra producción, economía y soberanía alimentaria al depredar nuestros bosques, ahuyentando nuestros animales, envenenando aire, tierra y agua. Destruyendo a nuestra Madre Naturaleza y comprometiendo el futuro de las próximas generaciones. Y trayendo, además, múltiples violencias a nuestras vidas, como la violencia sexual, la drogadicción, el alcoholismo, la trata de personas y la criminalización de nuestro derecho a la protesta.

Frente a todo ello, nos comprometimos a realizar acciones conjuntas para fortalecer a nuestras organizaciones, visibilizar nuestras luchas, recuperar a la Madre Naturaleza y garantizar el buen vivir a las futuras generaciones.

Nuestra primera acción conjunta fue inmediata: desde las 3 de la tarde del martes 5, realizamos un plantón frente a las puertas del Congreso de la República, en el que demandamos:

  • Cumplimiento de la consulta y el consentimiento, previos, libres e informados, conforme a los estándares internacionales.
  • Reconocimiento de nuestros territorios ancestrales integrales.
  • Reconocimiento de los derechos de la Madre Naturaleza, sus ecosistemas y especies.
  • Atención de salud integral a todas las personas afectadas por metales pesados.
  • Reparación integral de los ecosistemas afectados.
  • Atención efectiva de las demandas de las comunidades campesinas y nativas impactadas por actividades extractivas.
  • Cese de la criminalización de la protesta y de la persecución a los defensores y las defensoras de derechos.
  • Convocatoria a una Asamblea Constituyente Popular, Plurinacional, Soberana y Paritaria por una nueva Constitución que garantice el ejercicio de los derechos individuales y colectivos y nos encamine hacia el Buen Vivir / la Vida Plena.

Como resultado de este plantón, fuimos recibidas por la congresista Ruth Luque, vicepresidenta de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Afroperuano, Ambiente y Ecología, por asesores de esta comisión y por la presidenta del Congreso María del Carmen Alva. La Comisión de Pueblos pondrá nuevamente en agenda el proyecto de ley que reconoce los derechos de la naturaleza, sus ecosistemas y especies. Y la mesa directiva del Congreso fiscalizará la implementación del Plan Multisectorial para atender los casos de metales pesados en la sangre.

Seguiremos sembrando vida frente al extractivismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *