ONAMIAP

Mujeres indígenas shipibas se preparan para convertirse en defensoras territoriales

Home  >>  Cambio climático  >>  Mujeres indígenas shipibas se preparan para convertirse en defensoras territoriales

Mujeres indígenas shipibas se preparan para convertirse en defensoras territoriales

Más de 90 mujeres indígenas pertenecientes al pueblo shipibo del distrito de Tahuanía, en Ucayali, participaron en la primera parte de la “Escuela de formación para defensoras territoriales” llevada a cabo entre el 23 y 30 de octubre del 2021 por la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP).

Las comunidades amazónicas partícipes de la escuela impulsada por el proyecto «Defendiendo a las defensoras y defensores ambientales, protegemos la Amazonía» fueron Shahuaya, Santa Ana y Sempaya, todas establecidas a pocos kilómetros del río Ucayali. Estas comunidades shipibas se sumaron a las tres comunidades ashéninkas que también fortalecieron sus capacidades entre el 10 y el 19 de octubre, donde precisamente se inició la escuela, contando con la participación de un total de 75 mujeres indígenas.

Las tres comunidades enfrentan diversos conflictos territoriales vinculados con empresas madereras y sembríos de coca que invaden su espacio geográfico. Estas actividades representan una amenaza constante que depreda violentamente los ecosistemas, trayendo consecuencias negativas tanto ambientales como sociales y culturales en sus territorios.

Este primer módulo tuvo como objetivo fomentar y fortalecer la autoidentificación cultural de las mujeres indígenas shipibas. En él además pudimos conocer las problemáticas e inquietudes que ellas viven en su día a día

En los próximos módulos de la Escuela se abordarán temas como la libre determinación, autogobierno, consulta previa, gestión del territorio, medio ambiente, educación, salud, medios de comunicación y otros derechos colectivos.

El número de participantes varió entre las comunidades. Sempaya, por ejemplo, fue la comunidad donde más mujeres se inscribieron, con un total de 55 mujeres indígenas shipibas. Santa Ana, por el contrario, solo tuvo la participación de 12 hermanas. Esto demuestra la importancia de seguir fomentando en las comunidades amazónicas la defensa de su territorio, de sus bosques, de sus aguas, de sus prácticas y costumbres ancestrales; un objetivo que ONAMIAP, a través del proyecto, tiene propuesto seguir implementando como parte de la agenda política de nuestra organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *